Oremos por la tragedia que vive Irak

vie, Ago 15, 2014

Sección: Asia, Internacionales

La invasión violenta de ciudades por el grupo extremista, conocido como el Estado Islámico (EI), ha devastado la población iraquí. Su persecución hacia los cristianos, que ya ha obligado a decenas de miles a huir por sus vidas, se está volviendo un genocidio. También los yazidis y otras minorías étnicas son víctimas de las atrocidades del EI.

El arzobispo Atanasio Toma Dawod de la Iglesia ortodoxa siria dice que la captura de Qaraqosh, ciudad cristiana más grande de Irak, marcó un punto decisivo para los cristianos del país.

“Ahora lo consideramos genocidio—limpieza étnica”, dijo. “Están matando a nuestro pueblo en el nombre de Alá. Le dicen a la gente que cualquiera que mata a un cristiano irá directo al cielo: ese es su mensaje. Han quemado Iglesias, han destruido libros antiguos. Han dañado nuestras cruces y estatuas. . . Han convertido nuestras Iglesias en mezquitas.”

A cientos de kilómetros de distancia, un niño de Tanta, al norte de El Cairo, Egipto, respondió al llamado en la estación cristiana SAT-7 para orar por Irak y todos los países árabes. Mario, sensible a la tragedia, llamó desde su casa al estudio satelital y oró en el aire:

“Te damos gracias por extender tu gloria a todo lo que hay en nuestras vidas, Señor. . .  Oramos por Irak y todos los países árabes; están en tus manos, Señor. Que haya paz y perdón, oh Señor, por aquellos que están bombardeando. Pon tus ojos sobre la gente inocente…

Aun los que matan a otros, tú los amas mucho. Les estás esperando para que ellos puedan volver a ti, oh Señor. Señor Jesús, tú dijiste: Vengan a mí, los trabajados y cansados, y yo les daré descanso. Sí Señor, que podamos regresar a ti en todo, Señor Jesús.

Ya sea un problema pequeño o un problema grande, ya sea entre naciones, o algo material, o cualquier otra cosa. Ya sean problemas en casa, que seas glorificado, Señor Jesús.” (ANS)

Milamex llama al cuerpo de Cristo hispanohablante a unirnos a la oración de Mario. Cuando una parte del cuerpo se duele, todos debemos dolernos con ella. 

Los comentarios están cerrados