Huicholes desplazados

Lun, dic 19, 2016

Sección: América

por Rebeca Lizárraga

 

Las decenas de cristianos huicholes de Tuxpan de Bolaños, al norte de Jalisco, que hace casi un año fueron expulsados de su pueblo, en esta semana serán visitados por grupos cristianos bautistas y junto con un abogado analizarán su situación legal y solicitarán que se les permita regresar a sus casas y sus posesiones.

El 26 de enero de este año un grupo de líderes indígenas pasaron a la casa de cada una de las familias cristianas, los hicieron subir a unas camionetas y los dejaron en descampado. A pesar del frío de ese mes, no les permitieron sacar ropa, cobijas ni ningún otro utensilio. Horas después, el presidente municipal de Bolaños envió camionetas para recogerlos y llevarlos a la cabecera municipal. Les permitieron quedarse en instalaciones y bodegas del DIF, donde permanecen desde hace 11 meses.

El pastor Gerardo Gómez González, encargado de Cuidado Integral de la Convención Nacional Bautista de México, informó que a partir de que este grupo de hermanos huicholes (llamados también wixáricas) fueron desplazados, las comunidades cristianas del norte de Jalisco y de Guadalajara les han apoyado con ropas y enseres, mientras que ellos trabajan en la elaboración de sus artesanías y en la pesca, en un río cercano.

Un personaje que parece ser clave en este problema es el brujo del pueblo.  Él debe soñar a la persona indicada para ser el gobernante.  Al parecer, este personaje es el que ha azuzado a la población de Tuxpan de Bolaños para atacar y expulsar a los cristianos.  “Podemos orar para que los sueños de ese brujo le convenzan de respetar al pueblo del Señor y permitirles ejercer libremente su fe”, afirmó Gerardo Gómez.

Los comentarios están cerrados